SUPER FOOD CHÍA

Chiaseeds

 

Las semillas de CHÍA merecen ser denominadas un superalimento ya que son una excelente fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3.

Una de sus principales características aparte de su gran aporte en OMEGA 3 es que debido a que absorben 10 veces más su peso en agua, ayuda a sentirse lleno más rápido y produce una sensación de saciedad. Para poder obtener todas sus propiedades nutricionales es muy importante dejarla remojar en agua, ya que al estar en agua va a formar un gel debido a la fibra soluble que contiene lo que nos va ayudar a sentirnos llenos y a retrasar el aumento de azúcar en sangre.

Un dato importante es que al ser una fuente completa de proteínas proporciona a nuestro organismo todos los aminoácidos esenciales en una forma fácil de digerir, por lo que es recomendada para toda la familia.

Ventajas de esta semilla:

  • La Chía es la mayor fuente vegetal de ácidos grasos Omega-3
  • Contienen antioxidantes, proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y fibra
  • Aportan proteínas muy importantes para personas vegetarianas
  • La semilla de Chía no contiene GLUTEN
  • Se pueden consumir solas o incorporadas a otros alimentos
  • Es un producto de origen vegetal
  • No tienen sabor ni olor
  • Aporta energía a quien las consume
  • Ayudan a controlar los niveles de colesterol y la tensión arterial
  • Facilitan la digestión, mejoran el tránsito intestinal y tienen efecto saciante
  • Ayudan a controlar el apetito
  • Colaboran en el mantenimiento de una buena salud cardiovascular
  • Ayudan a mejorar la salud del sistema nervioso e inmunológico
  • Favorecen el desarrollo muscular y la regeneración de tejidos
  • Mejoran la actividad cerebral y ayudan en problemas emocionales
  • Ayudan a controlar los niveles de azúcar. Aporta beneficios para diabéticos
  • Tienen un bajo contenido en sodio
  • Pueden consumirlas personas de todas las edades

¿Cómo debemos consumirla? chia agua

Se debe colocar entre 2 a 4 cucharadas de semillas en 1 vaso de agua, jugo o cualquier otra bebida. Se remueve con una cuchara para que entre en contacto con el líquido y se deja reposar entre 15 a 30 min. Debido a la fibra soluble que contiene la semilla y debido también a su capacidad de absorción de líquido, se formará un gel que se tomará junto con las semillas transcurrido el tiempo de espera. Al mezclarlas con agua, y dejarlas entre 15 o 30 minutos, el vaso parecerá que no contiene semillas con agua, sino una gelatina casi sólida. Esta reacción que genera el gel se debe a la fibra soluble presente en la Chía.

La semilla de Chía también se puede consumir con leches vegetales,  ensaladas, frutas, salsas, sopas, cremas, verduras, etc. También se puede incorporar, tanto entera como molida, a panes, galletas, barritas energéticas o repostería. No tienen sabor ni olor. Para aprovechar al máximo sus nutrientes es mejor consumirla molida. Se puede tomar a cualquier hora del día, mejor antes de las comidas. Se recomienda un consumo entre 10 y 25 gramos de semillas de Chía al día.

Sin duda es una semilla que todos debemos incluir en nuestra vida, es muy fácil de conseguir, debido al gran auge que ha tenido en los últimos años por todas las propiedades que nos brinda en casi todas las tiendas de alimentos y semillas la podemos conseguir.

No esperes más y empieza a incorporas estas semillas a tus bebidas diarias y también a la preparación de tus alimentos favoritos, veras como enriqueces tu comida y sobre todo tu bien estar.

Con cariño

Sofía Ramírez

Deja un comentario